San Valentón 2018

 

9AEE51DC-7B08-4814-9319-81E4D389EEFC
Se pensarían ustedes que iba a faltar a esta ineludible cita. Llego justa, pero se me acumulan los acontecimientos para el 14 de febrero. Sin embargo, amén de que ya tengan su regalo y no hayan podido esperar a la tradicional lámina de San Valentón, no podía perdonar esta costumbre. El caprichoso destino me tenía guardada una sorpresa, mi primer hijo nacería un 14 de febrero de 2017. Algo me había dicho en el 2015 que tenía que celebrar este día, ¿recuerdan? Y ahora ya nunca podré dejar de hacerlo.  Sigue leyendo

Corazón de alcachofa

alcachofa (2)

Mi relación con las alcachofas empezó un buen día que mi padre estaba preparando una paella. Tenía más hambre que el tamagotchi de un sordo y se me ocurrió pegar un mordisco a una de esas hojas verdes a medio hacer que estaba preparando para el sofrito. Aquel sabor amargo y el trago de agua de después se quedaron grabados en mi memoria gastronómica por siempre. Y es que su duro sabor unido al dulce que se produce después de beber agua son una combinación única, que no ocurre en ningún otro vegetal, ¿saben por qué? ¡Esperen! Antes de contarles el secreto, se estarán preguntado a qué santo vengo yo ahora con alcauciles, como dicen en el sur. Todo tiene una explicación, queridos míos. Así que, si quieren saber más sigan leyendo.  Sigue leyendo

Cómo empezar a pintar con acuarelas

DSC_04691Hace tiempo que comparto en instagram algunas de las ilustraciones que hago en acuarela. Y no hay vez que no salte alguna pregunta sobre qué acuarelas recomiendo para empezar, o qué papeles uso o que dónde he aprendido a pintar. Este blog empezó con otros menesteres, pero tras muchos comentarios y peticiones, voy a contarles mi experiencia y los misterios de EMPEZAR a pintar con acuarela.  Sigue leyendo

Adiós 2017

A1CEA2B3-6443-4C3F-A1C4-83D5F6D60C23

Doce de la noche. Acaba de empezar el último día del año. Los chicos duermen y yo encuentro ese momento para estar conmigo a solas. Quizás debería estar durmiendo en vez de desaprovechar estos codiciados minutos de sueño, pero no puedo. Tengo por costumbre intentar ordenar mis pensamientos y hacer análisis siempre que algo acaba. El año pasado cerraba mi carta al 2016 deseando palitos chinos positivos a mi alrededor y parece que funciona. He vivido cada uno de esos embarazos con suma alegría. Así que, por si se vuelven a pasar las hadas a leer mis deseos, vamos con el cierre del 2017 y los augurios para el 2018. Si llegan hasta el final se encontrarán además una sorpresa. Sigue leyendo

Intercambio de postales navideño

DSC_2153
foto: samigarra

Pues sí señores, diciembre ha llegado con toda su fuerza. Estamos sufriendo un frío polar que no nos hubiésemos creído hace unos días. Vivimos pendientes (las madres frikis) de los juguetes de madera de Lidl cada semana. Tenemos a los turrones en la despensa, preparados para el desfile de cada año. Y como ya es tradición en este blog, ¡ha llegado el intercambio de postales navideñas!. Esta vez con una pequeña salvedad, que no se organiza desde aquí, si no entre otros dos blogs preciosos. ¡Merece la pena participar!.  Sigue leyendo

Lista de deseos 2017

navidaddef

Ya saben que cuando se acercan estas fechas, es un clásico compartir con ustedes esa lista de objetos deseados durante todo el año, que en mi caso se acumulan en un cumpleaños, Navidad y Reyes. Desde que se ha inventado esto del “black friday” aprovecho para hacer el “pedido” con tiempo y que mis “duendes” puedan aprovechar las ofertas. Este año el dichoso friday me ha pillado en bragas. ¡Y no será que no nos están dando la matraca todas las marcas!. Voy a ver si esta noche se ponen a trabajar los enanos y llego a tiempo. Aquí tienen la lista, por si les da ideas. Ustedes me perdonen la incitación al consumismo. Sigue leyendo

La vida sin lácteos

ligaantilacteos

Ya saben que hace unos cuantos meses me cambió la vida, no sólo por convertirme en madre, sino también porque una supuesta alergia del pequeño a la proteína de vaca me condicionó a no tomar nada que la llevase. Seguro que muchos pensarán que se puede vivir sin leche. Sí, se puede. Pero no es fácil, señores. La dichosa proteína está en los sitios más inesperados. Está evidentemente en los quesos, los yogures, las mantequillas y las natas, a todos nos han enseñado los derivados básicos. Pero también en toda clase de galletas, snacks, algunos panes y casi todos los embutidos. He pasado un verano sin helados. Ni sorbetes. Y claramente no ha sido lo mismo.

No sé a cuántos de mis lectores pueda interesar este post, pero quizás haya alguien que, tal y como nos pasó a nosotros, se vea en un momento de desinformación y dudas, con un niño llorón bajo el brazo, que no ganó peso en casi un mes de vida. Con sesiones antigases tarde sí, tarde también. La piel escamada y los ojos irritados. Él y nosotros. Mi niño bombón se había ido convirtiendo poco a poco en una pasa arrugada.

Sigue leyendo