Un cuento para reflexionar

Estamos en el ecuador de la semana, ya os lo decía ayer. Cuando llega el miércoNes sentimos que hemos alcanzado la cumbre y ya va todo de bajada NEXT DESTINATION… EL VIERNES! Abróchense los cintures que el fin de semana se aproxima, señores.

Hoy no sabía si iba a poder publicar, pero ayer en mi clase semanal de yoga (sí, hago yoga por puro placer, no porque necesite meditar o porque esté de moda y quiera hacerme fotos cool para Instagram) tuve una revelación. Teníamos que hacer un ejercicio de esos imposibles en los que piensas, ójala fuera la maldita Paloma, a la que Emilio Aragón le dedicaba sus canciones, y en este momento fuera de goma. Viendo el fracaso de la realización de la postura, la profesora nos contó una historia que me dejó un largo rato pensando y que quiero compartir con ustedes.

La historia es la de un niño indio que un día muy preocupado le comenta a su padre…

-Padre, tenemos dos perros muy diferentes. Uno es bueno, complaciente, obediente, no ladra ni se lamenta por nada. El otro es agresivo, muerde, está siempre a la defensiva y continuamente enfurecido. Estoy muy preocupado porque los dos perros han entrado en lucha.  ¿Tú quién crees que ganará, padre?

El padre miró intensamente a su hijo y le dijo- hijo, la respuesta es muy fácil, ganará el que tú alimentes.

yinyan

 Les dejo pensando.


Mrs. Maple

 

Un comentario en “Un cuento para reflexionar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s