Una boda por lo civil

Hace muchos martes que me salto el martes de boda. Este martes no podía ser. Hoy hace 9 meses exactos sucedió uno de los días más especiales de mi vida. El caso es que no sabía muy bien qué contarles. Así que como siempre les contaré una historia…

Hoy en día muchas bodas se celebran únicamente por lo civil. Pero, he de confesar que la primera vez que fui a una boda de estas características (hace más de ocho años) pensé que me estaban tomando el pelo. Era la primera boda de una amiga. Había organizado una boda de película. Contratado equilibristas. Un espectáculo de rock acrobático. Un cadillac blanco impresionante para llegar hasta la masía. Hasta aquí todo bien. Para una actriz de profesión. Era raro. Pero tenía buena pinta. El susto me lo dio cuando me dijo que “elcura” iba a ser de pega. Y que tres meses antes ellos ya estarían casados. Y pensé, ¿pero qué boda es esta?

yelcura

Sacarme de los ritmos y tempos del matrimonio clásico me duró 3 veranos. El tiempo en que tardaron en empezar a casarse todos nuestros amigos. La mayoría en los juzgados. Cuando me llegó el turno, comprendí muchas de las cosas que no había entendido 8 años atrás.

– Que en los juzgados no se puede uno casar cuando quiera. Si no que generalmente deberán hacerlo de lunes a viernes y de 8 a 14 h.

– Que aunque exista la posibilidad, es bien difícil hacer trabajar a un concejal un sábado.

– Que el discurso del código civil sobre nuestros derechos y deberes, artículos 66, 67 y 68 no es lo más bonito para el leer el día B.

– Que en las bodas civiles, lo bonito es que hablen los amigos y familiares. Que los que están allí presentes conozcan más de la historia de la pareja. Que caigan las lágrimas de alegría y de recuerdos.

Nosotros tuvimos suerte y contamos con una gran profesional, una periodista de pro, que ofició la ceremonia con una voz de cuento, que supo enlazar a la perfección todas las historias de las que le íbamos nutriendo. Pero  además contamos con los discursos de nuestros mejores amigos, que hicieron intervenciones dignas de un premio ondas.

De mí dijeron cosas tan bellas como que soy lo profundo de una mirada, la ensoñación de un instante, la constancia del segundero de un reloj, la impetuosidad de la fuerza del mar, la dulce acidez de la naranja, la caricia suave de la brisa, la belleza de un globo que asoma poco a poco al azul del cielo.

Me dijeron cosas tan prácticas como que tenía la suerte de haberme casado con un Mr. de metro noventa, y no iba a tener problema para limpiar la parte alta de los armarios.

Los Maple tenemos la suerte de tener estos amigos. Y también la de compartir como favorito un libro. El principito.

elprincipito
foto The Costa Sisters en boda Maples

Con él, pudimos dirigir nuestra ceremonia. Creamos nuestros votos en el fundamento de cómo el principito cuida de su rosa. Nos inspiró a rociar nuestras cabezas con granos de arroz y con estrellas. Y también a dejar a cada invitado una estrella con una frase de este maravilloso relato.

JoaquinCorbalan.com

Al principito le encantan las puestas de sol. Vive en un planeta tan pequeño que cada tarde se sienta en una silla y ve ponerse al sol las veces que desea, sólo con desplazar la silla unos centímetros. Así que dos sillas jugaron un papel muy importante durante todo el tiempo hasta llegar al día B. Incluso las sacamos en escena antes de empezar el clásico baile de recién casados.

10334413_10203784836039536_7004307661685761066_n
foto The Maples

Un día les dejaré recomendaciones de libros o poemas donde encontrar inspiración por si ustedes son convocados a hablar en una ceremonia civil. O bien les toca casarse algún día. Mientras, les recomiendo que se lean el principito, si no lo han hecho ya. Que tras un título tan infantil y unas ilustraciones explotadas, se encuentran grandes metáforas sobre la vida misma. Y una historia de amor.

Si van a casarse por lo civil, recuerden que lo más bonito estará en las palabras de los suyos. Que su boda real será el día que hayan elegido para celebrarla con sus amigos y familiares. Aunque en el libro de familia conste cualquier otra fecha.

Siempre suya,


Mrs. Maple

 

6 comentarios en “Una boda por lo civil

  1. En unos meses… Me case por lo civil!! Me encanta ver como la ceremonia por lo civil a pasado por ser algo quizas frio a ser setimental y muy emocionante… (ayy que me pongo nerviosa de pensarlo) Por cierto Mrs. Maple! Me encantan los martes de boda.

    Me gusta

  2. Totalmente de acuerdo Mrs. Maple! Yo en la mía no pude llorar más, de emoción, que puedan hablar tus familiares y amigos para mi es lo más importante. Y que c***! Es tu boda y haces lo que quieres! 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s