El peor trabajo de mi historia

Hoy al salir de casa me habían cambiado las calles. Me he visto rodeada de bandeloras y camiones anunciadores cual vendedor de melones, cantando a #gritopelao que se acercan las elecciones locales. Por si no nos habíamos enterado.

A mí, a golpe de la turuta, me han venido a la mente una mezcla de recuerdos entre el horror y la risa del que sin duda ha sido #elpeortrabajodelahistoria que he tenido nunca. No puedo borrar de mis recuerdos aquel día oscuro. Encerrada en aquella nave de un polígono industrial de dudosa calaña con otras tres amigas. Por un día nos vimos en peores circunstancias que si nos hubieran enviado a Guantánamo. Y eso que las dos de Cuenca venían ya curtidas de sus largas horas de vendimia.

Mujeres trabajando en carpinteria Sigue leyendo

Eventos con carácter

Habrán notado ustedes que he vuelto a bajar el ritmo de publicaciones. Maldita fama de blogger me estoy ganando con estos ires y venires que me traigo. Nunca ha sido mi pretensión aspirar a lo más alto de la blogosfera. Pero si me descuido se me juntan otras dos semanas sin aparecer. Y ya hay sesenta y seis seguidores a los que tengo en huelga de noticias.

Para cumplir con el expediente hoy recupero el martes de boda. Y es que estamos en plena temporada de intercambio de anillos. Como ya les conté aquí, imprimir carácter a una boda dando su toque personal es algo muy bonito. Y duro. No lo vamos a negar. Sobre todo si es usted el/la que se casa y tienen que encargarse de hacerlo todo. Así que les daré un consejo. Deleguen. Tiren de hermanas, hermanos, cuñadas, cuñados o amigos a los que quieran mucho. Seguro que están dispuestos a ayudarles. Organícense con tiempo. Piensen bien qué es lo que quieren hacer. Y tomen nota de todas las ideas.

via Pinterest
via Pinterest

Y si hay algo que me encanta últimamente para personalizar las bodas es la caligrafía.  Lo mismo que les voy a contar les sirve para cualquier evento al que quieran “imprimir carácter”. Sigue leyendo

Bienvenido mayo

Y mayo llega así, con todo su esplendor. Con su primer día festivo. Con sus flores para el día de la madre y con mi primer aniversario de boda. Se presenta por delante un fin de semana muy especial. Un buen puente para muchos. Y un sol de justicia. Así que habrá que celebrarlo.

pruebaprueba Sigue leyendo