Invitadas tocadas I

Ya les advertí hace unos meses que este blog iba a sufrir mis desavenencias con el tiempo. Seguro que no les he defraudado cuando hace más de un mes que no me paseo por esta bitácora. Amén de conseguir retomar el ritmo de publicaciones, hoy vuelvo con el martes de boda. Esta vez les contaré desde el otro lado. El de ser el invitada a un evento de esta envergadura.

Si son seguidores fieles de las redes sociales instagram y pinterest ya se habrán dado cuenta de que se han puesto de moda los tocados para ellas y las pajaritas para ellos. Yo, sin duda, he sucumbido a esta tendencia.

IMG_1552

Todo empezó hace unos meses cuando mi amigo Paolo nos invitó a su boda “italo-rusa”. Sólo me pidió una cosa. Tenía que acudir con tocado. Hacía unos años había venido a una boda en el sur de España y se había quedado prendado con la de sombreros, pamelas y tocados deslumbrantes que lucían las señoras en sus testas. Así que no podía decirle que no.

Aunque el evento era al mediodía y el protocolo permitía cualquier sombrero, no quería ser demasiado llamativa. Y aunque intenté diseñar una pieza pequeña, no conseguí pasar desapercibida. Cuando llegué a casa de sus padres, donde se había preparado una pequeña recepción, me encontré con unas cuantas ovaciones seguidas de montones de flash y teléfonos móviles haciendo fotos a mi llamativo tocado. Todas las señoras, italianas y rusas, pedían sacarse una foto conmigo. Sin duda, me había convertido en la atracción turística de la fiesta. Allí no había ninguna fémina más que llevase cualquier mínimo atuendo por montera. Pueden imaginarse el espectáculo. Estaba deseando que la novia hiciese aparición y me robase el protagonismo. Por suerte, la cosa se relajó cuando una chica francesa apareció con una flor blanca prendida a su cabellera.

descarga

Sin duda, lucir algo en el pelo tiene un toque “glam” que puede salvar un look simplón como el que yo llevaba. Tenía que pensar en algún tipo de vestido que se pudiese meter en la maleta. Que no pesase demasiado. Que no necesitase planchado. Y que fuera algo abrigado.

look boda

El look elegido para la boda fue un vestido azul marino de punto y manga larga, taconazo y el ya aclamado tocado handmade. Aunque si quieren ver mis tocados favoritos, aquí les comparto mi tablero pinterest dedicado a ellos.

Cuando por fin la cosa se había normalizado y los novios tenian toda la atención, mi señor esposo consiguió, cuatro o cinco copas de vino más tarde, volvernos a llevar a los primeros puestos de la noche. Haciendo gala del aclamado carácter latino que venían pidiendo los italianos baile tras baile, consiguió desplazar a ambos lados de la pista a rusos e italianos. Marcándose un baile con la novia sin parangón. Juzguen ustedes mismos.

jpeg-394
foto: Giacomo Barbarossa
jpeg-405
foto: Giacomo Barbarossa

A  partir de ese momento “mi tocado” era el otro, el que me llevé fuera de la maleta.

jpeg-553

Siempre suya,


Mrs. Maple

9 comentarios en “Invitadas tocadas I

  1. El tocado es una pasada! Pero tu estabas radiante! No me extraña que quisieran hacerse fotos contigo! Y el rey de la pista con la pajarita también estaba guaperrimo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s