El otoño

otoño-e1443388637405-1024x800 copia

Ayer me tomé el último tinto de verano. Fue sentenciar esto en mi cabeza y liarse el diluvio universal. Y sí queridos. Aunque el otoño hizo entrada oficial el 23 de septiembre, todos sabemos que esta semana es la de verdad. Ahora sí somos sabedores de que cada día nos quedan 4 minutos menos de luz. Nos tropezamos a las cinco con las puertas de colegios a rebosar. Colas en las escuelas de idiomas. Y ni rastro del moreno zumbón. Sigue leyendo

Novias y coronas

coronacabeza

Hoy recupero el martes de boda para contarles que yo fui una novia con corona. Y no es que sea reina. Ni princesa. Ni tengo ganas de serlo. Es lo que tiene ser una follower empedernida. Veía en los blogs (sobre todo extranjeros) la moda de las coronas de flores para novias y me volvía loca. Cuando llegó el momento de elegir vestido y tuve claro que me quedaría con aquel modelo tan lacio, caído, de estilo años 20, no pude imaginar un complemento mejor para mi cabeza.

collage corona

Desde entonces, esto de los tocados se me ha ido de las manos. A los hechos me remito. Llevé un casquete en el primer enlace civil al que asistía como invitada este año. Me planté con un canotier en la segunda boda católica, apostólica y siciliana. He llevado sombrero todo el verano. Buen papel me ha hecho. Y ahora me ha dado por los turbantesSigue leyendo

Premio best blog

best blogEsto se me queda grande. Y no les diré que me sorprende. Una es de cogerse las cosas con mucho ímpetu al principio e ir deshinchándose con el pasar del tiempo. Y en ese pasar, se quedó pendiente mi nominación al premio best blog.

Allá por el mes de febrero. Sí. Sí. Febrero. 2015. Belén del blog “Oh, my mum” otorgó a Hello Mrs.Maple este reconocimiento. La nominación me hizo una ilusión tremenda, pero conllevaba cumplir con varias cosas. Entre ellas, confesar 11 cosas sobre mí; responder 11 preguntas que me planteaba Belén y nominar a otros 11 blogs para ostentar el premio. Así que, sin más ni más, han pasado la friolera de 6 meses. No sé si ya soy digna de este premio.

Sigue leyendo

Mind the gap

mindgap

Este ha sido un verano de los buenos. De esos de antaño que sabían a desayunos de 30 minutos, a largas siestas, al “mamá, me aburro”, al cola-cao de la tarde, a encontrarte arena en las sábanas por la noche, a ver estrellas el día de San Lorenzo, a descubrir un sitio nuevo entre la variedad de lo cotidiano y a encontrarse con un chaparrón inesperado. Un verano de esos de pasar calor y frío al mismo tiempo.

Seguro que para no romper la tradición ya han leído o escuchado alguna noticia relacionada con el “síndrome post-vacacional”. Pero, yo soy de la opinión de que si uno ha conseguido relajarse, disfrutar y olvidarse del tic-tac ritmoso de las horas, no hay crisis que valga. Las vacaciones tienen lo bonito de lo efímero. Si no fuera así, no las desearíamos tanto. Sigue leyendo