Art journal, mi terapia 20-21

Estoy segura de que dentro de unos años, llamaremos al 2020 “el año”. Ese año en el que pasaron muchas cosas demasiado intensas, demasiado rápidas y a la vez tan lentas. El año en el que todos soltamos el timón para dejarnos llevar durante unas semanas y en esa libertad del control de mandos muchos empezamos a mirar por la ventanilla y observar. Encontramos lo que nos hacía felices e infelices. Readaptamos vidas. Teletrabajo. Ejercicio en casa. Nuevas recetas. Nuevos cuidados. Nuevos proyectos.

A mi la vida me cambio poco y bastante. Algo que sólo el 2020 ha conseguido. De pronto perdí parte del trabajo que tenía, mientras otra parte se readaptaba y otra se intensificaba. Parte de mis tareas cotidianas pasaron al tan famoso ERTE, cosa que agradecí teniendo un niño confinado en casa. El contacto con mis alumnos empezó a ser a distancia y dejé de ver sus caras y de sentir si estaban avanzando en la enseñanza o no. Y mi vida en instagram se volvía más intensa, aparecían más dibujos y más sentimientos. He perdido la cuenta de cuánta gente me ha dicho que ha visto un cambio muy notable en mi perfil, un avance grande en los dibujos y una manera más bonita de contar las cosas. Todo eso se lo debo al tiempo que me dio “el año”, porque desde el principio supe que si algo tenía que hacer era aprovechar esa situación. Y no es que haya tenido más tiempo libre. Como os digo seguía trabajando y el tiempo que me redujeron la jornada la destinaba al 100% a entretener a un niño de 3 años y seguir con las tareas en casa. Pero quise tomar el control para no dejarme caer en el desánimo.

Mi refugio han sido los dibujos. Una vez más la ilustración venía a mi rescate. En verano empecé a pasar parte de esos dibujos a una libreta. Y así fue que empecé a construir un “art journal” en el que además de los dibujos fui aplicando otras técnicas artísticas como el collage, el scrap o la fotografía. Pasó de ser un cuaderno a ser un libro donde ir dejando recuerdos ilustrados. Un documentario que miro con alegría cada vez que lo abro, porque me hace ser consciente de que en el 2020 pasaron también muchas cosas bonitas e interesantes.

Gracias por cada comentario en el que me habéis dicho que verme os relajaba, os inspiraba, os entretenía. Me da mucha alegría saber que muchos empezasteis también vuestro “cuaderno de recuerdos” contagiados del espíritu del #journaling. Yo lo considero un tesoro inmenso que me hará recordar todo lo vivido y ser como esas fotos antiguas que de vez en cuando nos encojen el corazón cuando las miramos.

2 comentarios en “Art journal, mi terapia 20-21

  1. Hola! A mi me encantó ver cada mes como ilustrabas el momento y cómo cada vez entraban más elementos y técnicas a la composición.

    Me alegra que hayas podido hacer este tesoro en esta etapa tan difícil para el mundo, de constante cambio y evolución. Dejar plasmados los sentimientos no tiene precio.

    Un abrazo desde Colombia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .