La vida sin lácteos

ligaantilacteos

Ya saben que hace unos cuantos meses me cambió la vida, no sólo por convertirme en madre, sino también porque una supuesta alergia del pequeño a la proteína de vaca me condicionó a no tomar nada que la llevase. Seguro que muchos pensarán que se puede vivir sin leche. Sí, se puede. Pero no es fácil, señores. La dichosa proteína está en los sitios más inesperados. Está evidentemente en los quesos, los yogures, las mantequillas y las natas, a todos nos han enseñado los derivados básicos. Pero también en toda clase de galletas, snacks, algunos panes y casi todos los embutidos. He pasado un verano sin helados. Ni sorbetes. Y claramente no ha sido lo mismo.

No sé a cuántos de mis lectores pueda interesar este post, pero quizás haya alguien que, tal y como nos pasó a nosotros, se vea en un momento de desinformación y dudas, con un niño llorón bajo el brazo, que no ganó peso en casi un mes de vida. Con sesiones antigases tarde sí, tarde también. La piel escamada y los ojos irritados. Él y nosotros. Mi niño bombón se había ido convirtiendo poco a poco en una pasa arrugada.

Sigue leyendo

Bienvenido septiembre, bienvenido Bullet journal

bullet journal esther gili

Septiembre ha llegado y con él la vuelta al cole (guardería en mi caso). Por desgracia, hace semanas que volví al #trabajoquemedadecomer. Por suerte, la tranquilidad del mes de agosto y los minutos amparada al sacaleches han dado sus frutos. ¡Me he lanzado a emprender un bullet journal para esta nueva etapa “escolar”! Toma, Geroma!

No han sido pocas las tentaciones de comprar alguna de las múltiples cuqui-agendas que copan el mercado. Desde el mes de junio han acosado mi correo electrónico, han pervertido mi vista y ¡hasta mis sueños! Pero yo, fuerte, he decidido darle un poco de vidilla a todo esto y organizarme a mi modo. Usaré una libreta de puntos, bien mona.  Sigue leyendo

Diario ilustrado- Hobonichi II

Hace unos meses les escribí hablándoles del método Hobonichi. Esa técnica japonesa para decorar agendas, que las convertía más que en un recordatorio de citas, en una especie de diario creativo lleno de dibujos, pegatinas y color.

Me hallaba yo buceando entre diarios y agendas, cuando topeté con Anna Denise Floor. Estaba embarazada. Como yo. Escribía todo lo que le iba pasando durante las 40 semanas de embarazo. Más o menos como iba haciendo yo. Y encima a través de ilustraciones. ¡Cómo quería hacer yo! Me pareció brillante y empecé a llenar también páginas en mi agenda que hablaban de momentos importantes de la preñez. Ella me inspiraba a hacerlo. Tanto me empapé de sus historias y su experiencia, que era como si ella fuese vaticinando la mía. Las dos hemos tenido un varón. Y hasta la cesárea nos ha unido. Sigue leyendo

Madre primeriza, mis cambios

mamamaple_comiendo

Ayer fue el día de la madre y me dio por pensar que en esto de ser madres se nos educa pronto, mal y poco. Nos arrean de pequeñas el nenuco y a hacer prácticas. Sí. Pero de mentiras. Ese nenuco, nancy o barriguita no se le parece a ningún niño real que yo conozca. Seguro que recordarán aquella mítica frase de “los animales nacen, crecen, se reproducen y mueren”, que rezábamos antes del examen de “naturales”. Y el hombre es un animal.

Naces y te tiran así al mundo. Desnudo. Sin poder hablar ni comunicarte. Bueno, te dejan una cuerda vocal conectada para que puedas reproducir un llanto. Llanto, que poco a poco vas perfeccionando para darle un tono al hambre, otro al sueño y uno más para el pañal sucio. Necesidades vitales.

Creces, dándote tortazos por todas partes. Experiencia de vida, le llaman. Para cuando te quieres espabilar te ves matriculándote en la Universidad de Sinsinati.

Te reproduces, con suerte. Porque señores, aquí a una le ha costado lo suyo. Toda la vida pensando en la menstrualidad y en que como me descuidase un poco y tuviese una noche ligerita de cascos me iba a ver con un bombo como el de la Lotería Nacional y nada más lejos de la realidad.

Y mueres. No se puede evitar. Sigue leyendo

Libros joya para el día del libro

santjordi2017El día 23  de abril fue elegido como el día internacional del libro. Parece que no fue en vano, sino que tiene todo un significado. Se dice que el 23 de abril murieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare y Garcilaso de la Vega. ¿Casualidad? Lo cierto es que parece ser que realmente Cervantes falleció el día 22 y fue enterrado el 23, cuando se consignó la fecha del fallecimiento, mientras que Shakespeare murió el 23 de abril del calendario juliano, que corresponde al 3 de mayo en nuestro calendario gregoriano. Fuera como fuere, el día 23 de abril no podría ser un día más bonito. Sobre todo para los catalanes, que celebran su Sant Jordi, su particular fiesta de los enamorados donde se regala un libro y una rosa.

Sigue leyendo

Personaliza una cajonera de ikea (y cambia tu vida)

finalcollageCorría el mes de febrero cuando publiqué la última entrada. Para entonces hablaba de “San Valentón” sin tener ni idea de que esta fecha quedaría marcada en mi calendario para siempre. A las 17.00 h de la tarde del 14 de febrero nacía mi pequeño Maple. Después de treinta horas de intentar alumbrarlo por la vía oficial, tuvieron que recurrir a una cesárea de urgencia. Esto dará para más historias, que me hubiese gustado tenerles preparadas. Sin embargo, la vida de madre primeriza me ha llevado por otros derroteros. El poco tiempo libre que tengo, lo he dedicado a algunos proyectos que se han ido metiendo en mi cocotera a raíz de ver cuentas de instagram, leer blogs y navegar por redes sociales durante las muchísimas horas de lactancia materna.

Hoy les traigo el proyecto de una cajonera de ikea, que de un mueble de madera sin más aspavientos, se ha convertido en un bonito mueble vintage que ahora decora mi escritorio.  Sigue leyendo

San Valentón 2017

 

Soy una sinvergüenza. Ha pasado enero con su cuesta, sus rebajas y sus propósitos y yo sin aparecer. Tengo posts en estado “borrador”, que me temo quedarán en agua de borrajas. Pero héteme aquí! dando la bienvenida a febrero. Ese mes cortito, pero intenso.  Ese mes donde la luz crece cada día. Ese mes donde se celebra el amor de la forma más cursi y rosa. Y por eso, aún con el miedo metido en el cuerpo ante la  inminente llegada de miniMaple, no he querido saltarme la tradición de regalarles la postal de “San Valentón” que vengo haciendo año tras año.

Sigue leyendo